Aitor Pérez Artetxe (Gerokon): “Teníamos una visión muy idealizada de lo que es una empresa”

Aitor Pérez Artetxe (Bilbao, 1965) estudió educación social y trabajó muchos años para Cruz Roja, primero como voluntario y después ya en plantilla. Es así como, junto con su compañero Jesús Martínez Pereda, se da cuenta de que el envejecimiento es una oportunidad para mezclar negocio con vocación y con el comienzo del nuevo se lanza a crear una empresa en este campo, Gerokon, que ha sido pionera en la silver economy vasca.

  • Si algo tiene claro Pérez Artetxe es que emprender es mucho más complejo de lo que parece, especialmente a nivel comercial. La oportunidad de negocio la visualizaban y también habían asumido que era el momento de aportar una visión más empresarial a la gestión de servicios sociales. “Llevábamos diez años trabajando para Cruz Roja y necesitábamos un nuevo reto profesional. Pero teníamos una visión muy idealizada de lo que es montar una empresa: pensábamos que El Corte Inglés nos llamaría al día siguiente para montar una planta para seniors. No fue así y tuvimos que darnos a conocer desde cero. Lo hicimos yendo a eventos y escribiendo a la gente para contarles algo así como ‘estamos aquí y sabemos de viejos’, un segmento que hasta ahora no se tenía en cuenta. Alguno se guardó el folleto y nos ha llegado a llamar cuatro años después de nuestra visita”, explicó.
  • Su primer cliente fue el Ayuntamiento de Milagro (Navarra), que quería hacer una residencia y les pidió un estudio de viabilidad. Pero en el ámbito en el que más interés ha captado Gerokon es en el del consumo, especialmente los servicios financieros y la alimentación. “Hicimos un informe sobre la hipoteca inversa y a partir de él nos han llegado a llamar 45 bancos y cajas que querían ofrecer productos relacionados y necesitaban asesoramiento. En alimentación y viajes las empresas se han ido dando cuenta de que con la tercera edad hay que ser muy cuidadoso en los mensajes. No deben ser muy explícitos. Por ejemplo, muchas personas mayores se comen los potitos que teóricamente compran para sus nietos. El esfuerzo comunicativo no se debe centrar en el público objetivo, los mayores, sino en las cualidades del producto. El Danacol de Kaiku se dirige a este tipo de personas pero no lo dice. Con los viajes pasa lo mismo: un viaje en febrero es para ellos aunque no lo estigmatices”, explicó.
  • En los últimos tiempos, los promotores de Gerokon han virado su interés hacia el ámbito socio-sanitario, especialmente tras la pandemia. Tras constatar que la percepción de la persona mayor ha cambiado por completo, sus esfuerzos comerciales se dirigen ahora hacia entidades que diseñan productos o servicios para mejorar su bienestar y salud. “Cuando empezamos había muchos prejuicios sobre las personas mayores. Se olvidaba que es un grupo con un poder adquisitivo importante, ya que el 90% son propietarios de la vivienda que habitan y el 20-25% tienen incluso una segunda casa. Nosotros hemos tratado de cambiar la percepción del mayor, que puede seguir teniendo mucha actividad, y estamos orgullosos de haber aportado nuestro granito de arena. Ahora nos dedicamos especialmente a diseñar servicios y productos para personas dependientes, labor que hemos realizado con Euskaltel, con centros tecnológicos y con fabricantes de hardware. Gracias a la tecnología, las posibilidades se han multiplicado”, explicó.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *