A Kutxabank se le sigue escapando el dinero por el sur

Como ya es sabido, Kutxabank nació por la necesidad de Kutxa de ocultar sus pésimos negocios inmobiliarios, especialmente en el sur de España. Pero el problema no está ni mucho menos resuelto y la caja vasca sigue sangrando todos los años a través de diversas sociedades que gestionan este patrimonio y especialmente el polémico complejo malagueño de Valle Romano. Su filial Yerecial, que gestiona esa promoción, perdió en 2017 la friolera de 11,3 millones de euros antes de impuestos.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)