“El monopolio de Microsoft no existe ni existirá, ya que los usuarios de a pie no somos borregos que no sabemos lo que queremos”. Esta contundente afirmación de