¿Existen las adicciones digitales?

Internet
Internet (Photo credit: hdzimmermann)

Desde los primeros tiempos de Internet surgieron agoreros que veían un enorme riesgo de adicción en el uso de la Red. Con argumentos más o menos serios, conseguían una enorme repercusión mediática, dado el morbo que existe en torno a las drogas y el pavor que muchos periodistas han sentido siempre hacia la Web.

Recuerdo especialmente en los años noventa una entrevista en El Correo a un catedrático de psicología que decía que uno de los síntomas de la adicción a Internet era un posible temblor en las manos al no tener un ratón en la mano. El supuesto experto, que acababa de escribir un libro sobre el tema y buscaba cierta difusión, recomendaba incluso no usar la Red más de dos horas al día y como terapia proponía, literalmente, sustituir el e-mail por correos postales.

En realidad, la mayor parte de los síntomas de la adicción a Internet que recogía este catedrático provenían de una página web escrita a modo de sátira por una psicóloga norteamericana. La autora del escrito original se mofó de muchos supuestos expertos que en el fondo lo que buscan es hacer negocio a costa de la Red.

Cuento esto porque me acabo de enterar de que anda rondando otro agorero de las adicciones a Internet. Se llama Juanma Romero y, al menos, no es catedrático, aunque sí que ha escrito un libro sobre el tema antes de lanzarse al ruedo. Es periodista de RTVE y empresario de la comunicación y lo que vende en su caso son conferencias, cursos y coloquios sobre el abuso de la tecnología.

Voy a decir en su favor que sí he conocido a gente a la que un excesivo uso de Internet les resulta negativo, en la medida en que dejan de hacer otras cosas más importantes, y que hay que ser especialmente cauteloso con los menores. Pero no me acaba de gustar la idea de que alguien haga dinero con un asunto que muchos esgrimen para atacar a la Red.

En una entrevista que le hicieron en la web de RTVE, un internauta le retaba a que, “si es adictivo el uso de Internet”, plantee “una querella contra Google, Microsoft, Apple y Fundacion Mozilla”. La respuesta me dejó muy inquieto: “La adicción a Internet existe desde el momento que una persona siente ansiedad por no estar conectado. El uso abusivo desde el momento que no sabemos, por ejemplo, hacer una trabajo de clase con la enciclopedia y tenemos que ir a Google para copiar y pegar”.

Lo que yo interpreto es que para él es mejor un mundo memorístico de enciclopedias de papel que otro en el que los niños aprenden a buscar lo que necesitan con la ayuda de Google. Mal vamos a andar en este país si pagamos a gente que cree realmente este tipo de cosas para que vaya por los colegios a “enseñar” a nuestros hijos.

One Comment

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *