Si te cancelan o retrasan un vuelo, puedes reclamar tú mismo

delayedMe sorprende la cantidad de startups que han surgido para gestionar reclamaciones por retrasos o cancelaciones de vuelos. Es un negocio que no existiría si las aerolíneas actuaran de motu propio al indemnizar (KLM sí lo hace) pero que el afectado puede gestionar por sí mismo sin demasiadas molestias. Lo más rápido es reclamar directamente por e-mail ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.


Digo esto porque hasta hace bien poco no me consta que existiera esta opción y no quedaba otra que acudir a los tribunales, que sí es algo más engorroso. Pero la propia Comisión Europea, la responsable de la legislación que regula las indemnizaciones aéreas, ha previsto que una organización canalice en cada país estas reclamaciones, ante el constante incumplimiento por parte de las aerolíneas.

El asunto es muy simple y ya lo expliqué en este blog hace tiempo. Las aerolíneas que operan en Europa están obligadas a indemnizar con entre 125 y 600 euros a sus pasajeros en caso de anulación de sus vuelos sin causa justificada. Tiene que haber pasado algo grave e impresisible, como por ejemplo, un huracán, para que queden exentas.

Si la anulación se produce por una avería o porque en el último momento a la compañía no le compensaba fletarlo, además de proporcionarnos otra opción de viaje, deben indemnizarnos. Así lo establece una directiva europea de obligado cumplimiento, aunque después las aerolíneas hacen oídos sordos y no pagan.

Lo sufrí hace ya cinco años, reclamé y finalmente recurrí a los tribunales para que me dieran lo que me correspondía. Lo hacía más por amor propio que por otra razón, aunque los 200 euros que me llevé nunca están de más. Y ni siquiera hubo juicio, ya que el abogado de la compañía me dio la razón antes incluso.

Pero a lo que íbamos. Algunos emprendedores han visto en esta “anomalía” una oportunidad de hacer negocio y han montado startups para representar a los pasajeros afectados y llevarse una comisión por la indemnización obtenido. Solo cobran si hay éxito, pero lo cierto es que el 100% de los casos de anulación de vuelo lo deben tener porque la legislación europea no deja lugar a dudas.

Además de por cancelaciones, también cubren retrasos, aunque en este caso no es tan fácil obtener una indemnización, ya que se tienen que superar las tres horas. Estas son las startups que he detectado que se dedican a esta labor: Flightright, Reclamador.es, ReclamacionesAereas.com o Refund.me.

Si prefieres ahorrarte su comisión y gestionarlo tú directamente, una vez tengas el rechazo de la compañía aérea, basta con que envíes un email a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (sau.aesa@seguridadaerea.es). Debes adjuntar el formulario que está en su web, copia de la respuesta de la aerolínea y el billete escaneado.

Es cierto que la resolución de esta institución pública no es de obligado cumplimiento para las compañías, pero en la práctica sí lo es. Ninguna aerolínea se va a atrever a no cumplir lo que decida la Agencia Estatal de Seguridad Aérea porque se arriesga ya no solo a tener que pagar la indemnización del pasajero sino incluso a una multa cuantiosa.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *