Y después del 20N…

Mañana todo indica que el PP va a arrasar, lo que a mi juicio es positivo, al menos a corto plazo. Situaciones de emergencia requieren medidas inmediatas y solo un gobierno fuerte puede tomarlas con la confianza necesaria. Además, después de haber tenido la oportunidad de escuchar en persona a varios líderes del PP vasco, estoy convencido de que saben perfectamente lo que tienen que hacer, creen que deben hacerlo y confían en sí mismos. Es la clave del éxito.


Estas son las medidas que creo que van a tomar, bien porque lo han dicho directamente o porque son evidentes:

– Subida del IVA, asociada a que los empresarios no tengamos que adelantarlo cuando todavía no lo hemos cobrado. Supongo que nos quedaremos con un 21% de IVA, como en Francia.
– Deducciones a la reinversión de los beneficios empresariales. Es decir, que no se paguen impuestos por aquellos beneficios que se van a quedar en la empresa y no van a salir de ella como dividendos.
– Incentivos a la contratación de nuevo personal, tanto directos como a través de la eliminación de las cotizaciones de la Seguridad Social durante un año. Esto es acorde, por cierto, a algo que ha propuesto Martín Varsavsky.
– Reforma radical de la legislación laboral, tanto para eliminar las diferencias entre viejos y jóvenes empleados como para simplificar el galimatías de contratos que hay en España en este momento. ¡Y ya era hora!
– Generalización de los sistemas de contratación en prácticas de estudiantes, para que la gente no salga de la universidad o de la formación profesional sin tener ni idea de lo que es una empresa.
– Simplificación y agilización de la creación de empresas. El PP quiere mimar a los emprendedores.

Pero al margen de las medidas concretas, lo más importante es que el PP transmita confianza, tanto en el interior como en el exterior. Es decir, que los que invierten en España, sean empresarios nacionales o extranjeros, vean que las cosas van por la buena línea y que el país no se desmorona. Para eso es fundamental que quien gobierna transmita seguridad de que sabe lo que está haciendo y cree en ello.

Yo mismo reconozco que llevo varios meses sumamente preocupado, considerando seriamente si no es mejor invertir en otro país o simplemente dejar de hacerlo y dedicarme durante unos años a la vida contemplativa. Necesitamos gobernantes que se lo crean, que sean serios, que trabajen muy duro y que comuniquen muy bien todo lo que están haciendo. Hasta ahora es cierto que el PP ha sabido transmitir la idea de que está dispuesto a hacerlo en esas condiciones. Sirva todo esto como mi reflexión del día anterior.

Etiquetas:,
2 comentarios

Responder a Resumiendo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *