Un grupo de empresarios vascos compra Inser Robótica a IBV

The headquarters of Banco Bilbao Vizcaya Argen...
The headquarters of Banco Bilbao Vizcaya Argentaria in Bilbao (Photo credit: Wikipedia)

IBV se ha deshecho de otra de sus participadas, Inser Robótica, con lo que ya solo le quedan cuatro participadas: Autocoa (componentes de automoción), Antevenio (publicidad online), GH Electrotermia (soluciones industriales de calentamiento por inducción) y Vinzeo (distribución de móviles e informática). Inser Robótica ha pasado a manos de la consultora alavesa Duma Asociados, una iniciativa de varios empresarios vascos del sector de automoción que pretenden conformar un grupo relevante a base de compras.


Su administrador único es Joaquín Salazar, ex consejero delegado de Vinilika-Ceplastik (firma que cerró en 2010) y ex consejero de Gerdau-Sidenor, donde también participaba su hermano Daniel. Su director general es Borja Arrieta, que se curtió en dos firmas del sector, Fabio Murga y Fytasa Fundiciones, y desde agosto también dirige Inser Robótica. Esta última compañía tiene su sede en Urduliz y ofrece soluciones rotobotizadas para almacenaje y soldadura.

IBV llevaba tiempo buscando un comprador, labor en la que ha sido asesorado por Albia Capital Partners. Como es sabido, BBVA e Iberdrola tomaron hace tiempo la decisión de disolver Corporación IBV. En una primera fase negociaron con Dinamia y con N+1 la compra de todas las participaciones y finalmente están desinvirtiendo de cada compañía una a una. En el caso de Vinzeo, que tiene desde hace unos meses su sede en la Torre Iberdrola de Bilbao, ha habido negociaciones avanzadas con un posible comprador sin que se llegara a un acuerdo en el precio.

Los movimientos que se han producido en los últimos meses en torno a esta firma parecen indicar que se va a partir en trozos. Por una parte, quedará el negocio de distribución de productos de telecomunicaciones, que tiene 258 tiendas en propiedad, y, por otra, el mayorista de informática. El primero podría terminar en manos de un operador y el segundo tiene un futuro más difícil por la irrupción en el mercado de gigantes como Amazon o Media Markt, que han estrechado aún más los márgenes.

IBV fue durante muchos años un instrumento de financiación de nuevas empresas de enorme importancia para Euskadi. Sin embargo, desde que el BBVA decidió centrarse en el negocio bancario, ha ido poco a poco liquidando esta corporación y repartiéndose los beneficios, que han sido muy importantes. Así, hace apenas dos años el banco e Iberdrola se repartieron 132 millones de euros a través de una reducción del capital de IBV, que desde su constitución ha acumulado unos beneficios cercanos a los 3.000 millones de euros.

Un comentario

Responder a xarmant73 Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *