TV + ordenador = ¿segunda pantalla o televisión inteligente?

Image representing iPad as depicted in CrunchBase
Image via CrunchBase

En los últimos tiempos se habla mucho de la unión del televisor con el ordenador, dos dispositivos que en otros tiempos se pensaba que iban a competir entre sí. Lo cierto es que al margen de lo que ocurre con Youtube, cada vez se usan más de forma conjunta, normalmente de la mano de un iPad o un smartphone, convirtiendo así a la televisión en un medio interactivo y por tanto inteligente.


Y se habla ya de «la segunda pantalla», en referencia al móvil, el iPad o el ordenador que emplean los televidentes mientras ven un debate, una serie o un partido de fútbol. Hay datos muy elocuentes: el 60% de los dueños de iPad lo utilizan delante del televisor y, según Nielsen, un tercio de los usuarios de twitter han hablado en esta red de un programa de televisión.

Como no podía ser de otra manera, los publicistas se están estrujando el cerebro desde hace tiempo para poder emplear esta segunda pantalla como otro soporte en el que colocar los mensajes de sus anunciantes. Hay incluso empresas que han desarrollado aplicaciones especiales para interactuar con programas de televisión desde el móvil o el iPad.

Pero el que realmente está triunfando es Twitter, que tiene la ventaja de que no necesita ninguna instalación adicional. Es una estrategia que inició en España una gente ligada a la Universidad de Navarra y a El Mundo, a través del programa Twision, que fracasó porque quizás fue demasiado pionero.

Hoy se han multiplicado las series, debates, informativos y concursos que colocan su perfil de twitter o un hashtag para interactuar con los televidentes. También es habitual que presentadores, actores, directores y todo tipo de estrellas creen su cuenta, normalmente gestionadas por expertos en relaciones públicas, para ver quién la tiene más larga y capta más fans. Es el gran juego de la popularidad.

Hay usos interesantísimos. El caso más paradigmático es el de la serie norteamericana Game of Thrones, que ha conseguido incluso que mucha gente siga la serie por twitter sin encender el televisor. Otro programa a mencionar es Hawaii Five-O, que recoge por esta red social sugerencias de cómo puede ser el siguiente episodio.

Twitter no es ajeno a este proceso y ha hecho algunos movimientos:
– Ha creado un nuevo formato publicitario que depende de lo que estén dando en ese momento en la televisión.
– Compró una empresa de analítica de datos de twitter, Bluefin Labs, que le está sirviendo para crear nuevos productos como el anterior.
– Ha creado una herramienta de promoción de clips de vídeo, Amplify, que está empleando ya mediante acuerdos con A&E, Bloomberg TV, TheAudience, ESPN y Vevo.
– Ha llegado a un acuerdo con Nielsen para ver cuántas veces se menciona un programa en Twitter. Se usará como medición del éxito del programa, a la altura de los conocidos índices de audiencia que en España gestiona Sofres.

Etiquetas:,
3 comentarios

Responder a Carlos Alonso Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *