Soria, territorio virgen

Hace unos días la Diputación de Soria nos invitó a una comida promocional a unos cuantos medios de Bilbao. He estado unas tres veces en puntos diversos de esta provincia, relativamente desconocida, pero hay muchas cosas que desconocía. Por ejemplo, que sus setas son excelentes, que tiene la friolera de 500 pueblos o que se ha construido una red de senderos de varios centenares de kilómetros.


Soria está muy bien situada para los vascos, a poco más de 2 horas, lo que explica por qué Euskadi es la cuarta comunidad que más visitantes aporta, tras Madrid, Cataluña y Aragón. Pero es una provincia a la que vamos poco porque se encuentra alejada de todas las grandes rutas. Pero esto no deja de ser una ventaja para los que buscamos un poco de tranquilidad.

De Soria conozco fundamentalmente, además de la capital, sus atractivos naturales: la laguna negra, los pinares del norte o el cañón del río Lobos. Son todos puntos ideales para los que nos gusta el senderismo y disfrutamos andando por el campo. Pero esta provincia es ideal también para los que disfrutan del arte monumental (hay decenas de iglesias románicas) y los que quieren desestresarse en entornos rurales.

Apunté varias cosas para visitar en próximas ocasiones: San Baudelio de Berlanga, el Palacio de los Mendoza de Morón de Almazán, Calatañazor y Vinuesa. Por cierto, la comida, de la mano del chef del restaurante El Baluarte de Soria, fue excelente.

Foto: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Ermita_de_San_Saturio-Soria.jpg

5 Comments

Leave a Reply to Juan Vicente Mañanas Abad Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *