Sobre Andoni el pescatero

Se ha montado un lío enorme, probablemente buscado por algún asesor oportunista, en torno al tuit de Unai Rementeria elogiando al pescatero Andoni. Con los datos que aporta, no podemos hacer otra cosa que apoyar a este emprendedor y a lo que su espíritu de sacrificio supone. Pero hay mucho más matices que hacer.

Andoni es pescatero en el mercado de Barakaldo. Se levanta a las 4.30, atiende el puesto y por la tarde trabaja en otra tienda. Cierra la persiana a las diez de la noche. No se queja, no pide ayudas; solo pide ideas. Esta gente merece intentarlo #Comerciolocal #SomosOnoSomos #26M pic.twitter.com/dpjSfnyFjY
— Unai Rementeria (@urementeria) 13 de mayo de 2019

  • No vienen a cuento las críticas sobre que ese modelo, que algunos describen como «de esclavitud», se merece más desprecios que otra cosa. Son personas como Andoni, que se sacrifican por su familia sea en el trabajo o en otros ámbitos, los que sacan adelante una empresa, un partido político o incluso un país. ¡Ojalá en nuestra sociedad hubiera más Andonis! Este emprendedor y otros como él se merecen todo el apoyo del mundo.
  • El propio Andoni ha reconocido no trabajar 14 horas al día por puro gusto, sino porque no le queda otro remedio. En cualquier caso, debemos defender por encima de todas las cosas la libertad de cualquiera para dedicar a su asociación, a su empresa o a su partido político las horas que le venga en gana. Remuneradas o no. ¿Quiénes somos los demás para decirle a Andoni las horas que tiene que trabajar? ¿O acaso los afiliados de Bildu, Podemos o PSE, los partidos más críticos con este tuit, no pueden colocar carteles por la noche?
  • El caso rezuma mucho de apoyo al autónomo pero también al pequeño comercio, una costumbre muy habitual entre los políticos. Y ya es hora de cambiar el chip. El pequeño comerciante no tiene futuro salvo que innove o se especialice sustancialmente. No se puede luchar contra una tendencia que es, además, universal. No creo que merezca la pena apoyar al pequeño comerciante si no hace nada especial, como vender en nuevos canales, buscar nuevos nichos o diseñar otros productos y sobre todo servicios. Andoni el pescatero se merece todos nuestros respetos por su actitud y sacrificio, pero el mejor consejo que se le puede dar es que vaya buscando una actividad en la que pueda diferenciarse de los Carrefour o Eroski.
Etiquetas:
3 comentarios

Responder a Ttnatxiku Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *