Si se prohíbe el Carnaval de Tenerife, ¿por qué no se hace lo propio con la Aste Nagusia?

Estos días me he alegrado de saber que los tribunales han dado la razón a unos vecinos de Tenerife hartos de tener que sorportar estruendos en sus casas por culpa de los carnavales. El juez ha decretado que el nivel de decibelios no supere los 55 y muchos han adelantado que esto supone “la sentencia de muerte” de esta fiesta. ¿Y qué va a pasar cuando un vecino del Caso Viejo de Bilbao denuncie al Ayuntamiento por la Aste Nagusia?

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)