¿Se acerca España al pleno empleo?

Ayer tuve ocasión de escuchar a la ministra de Economía, Nadia Calviño, durante un almuerzo con medios. Previamente, el director de Estrategia de UBS, Roberto Scholtes, adelantó algunos datos sobre la economía española que apuntan, entre otras cosas, a que pronto se alcanzará el pleno empleo, dado que hay una importante masa de trabajadores (1,5 millones) sin horizonte laboral.

Esto es lo más significativo que escuché:

  • La ministra de Economía me dio una excelente impresión, especialmente por su interés en la economía real y más en concreto por la que protagonizan las pymes. En su agenda figura establecer medidas para que las empresas crezcan y no solo para que se funden (startups), lo que pasa por innovar, internacionalizarse o incluso fusionarse.
  • La ministra de Economía dejó claro que las reformas laboral y de las pensiones se van a abordar con el máximo consenso posible sin hacer cambios drásticos a corto plazo. Es decir, que igual ni pueden aprobarse en esta legislatura.
  • En este momento no hay riesgo de recesión a corto plazo, porque la economía no está sobrecalentada y la política monetaria expansiva no está aumentando la inflación ni aumentando los salarios. Y eso que, tal y como explicó Scholtes, en España estamos ya cerca del pleno empleo, especialmente en empleos especializados.
  • España tiene una presión constante para transmitir confianza en el exterior, dado que su deuda está fundamentalmente en manos extranjeras como consecuencia del déficit de la balanza de pagos. Esa prima de riesgo es casi más importante que el tipo de interés. Otra especificidad española es la dependencia del sector inmobiliario, que hace que los ciclos de expansión y contracción vayan a ritmos distintos.
  • El paro estructural en España ha aumentado tras la crisis hasta cerca de un 13%. Scholtes lo achaca a la entrada en el desempleo de 1,5 millones de trabajadores muy mayores y con una formación muy básica, lo que les hace incapaces de reciclarse. La formación dual le parece fundamental para evitar este tipo de problemas en el futuro.
  • El precio del petróleo tiene hoy en día una influencia muy limitada en la economía. Por una parte, porque el fracking americano estabiliza los precios. Por otra, porque las renovables van poco a poco sustituyendo a otras fuentes de energía, eliminando cierta dependencia del exterior.
  • Las principales incertidumbres que afectan a día de hoy a la economía española son el descenso de la productividad padecido en 2018 y la presión sobre las pensiones que ejerce el envejecimiento de la población. A juicio de Antonio Madera del Pozo, de Axesor Rating, es preciso aumentar la internacionalización de las empresas y reducir los costes del sector público.
Un comentario

Responder a Alvaro Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *