¿Qué pasará con los impuestos de los 180 millones del Gordo de Mondragón?

Preveo problemas fiscales con los 180 millones de euros que se han llevado varios guipuzcoanos a través del Gordo de la Lotería. Como es sabido, es el Gobierno central el que organiza el sorteo y paga a los ganadores. Desde este año, además, retiene un 20% del importe, lo que en el caso de Mondragon supondrá unos 36 millones de euros. Este dinero debería fluir después de la Hacienda de Madrid a la foral de Donostia, ya que se paga en el lugar de residencia fiscal, pero mi intuición me dice que las cosas no van a ser tan sencillas y alguna excusa se buscarán en la capital del Reino para no entregarlo por las buenas.


Por cierto, no creo mucho en las plegarias al cielo, pero ya es casualidad que el azar se haya acordado de las que lanzó el obispo de San Sebastián para que Dios ayudara «especialmente a Mondragón». No estaría de más que los afortunados en la lotería que trabajaban en Fagor Electrodomésticos y sus filiales se plantearan ahora invertir el premio en una nueva empresa.

(Actualización 24.12.13) Tal y como preveía, estos 36 millones van a dar bastante guerra. Hoy mismo varios periódicos avanzan que la Hacienda Foral de Gipuzkoa no va a poder cobrar el premio por no estar todavía cerrado el acuerdo de transferencia de este impuesto. De todas formas, hay un error de concepto. Una cosa es que el dinero lo recaude Madrid y otra que se quede allí, puesto que la regulación establece que los impuestos se pagan en el lugar de residencia del contribuyente. Es decir, que la Hacienda central retiene el importe pero después tendrá que transferírselo a la foral, aunque estoy convencido de que habrá no pocas resistencias a hacerlo y el tema puede terminar en los tribunales.

(Actualización 15.01.14) Finalmente, será la Hacienda de Gipuzkoa la que recaude el 20% de estos premios, merced a un acuerdo fiscal entre los gobiernos vasco y central que facilita la transferencia del impuesto sobre actividades del juego con efectos retroactivos al 1 de enero de 2013.

Etiquetas:
2 comentarios

Responder a Ignacio Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *