Por qué los patinetes son una buena idea para (algunas) ciudades

Siguendo una política ultra-conservadora, el Ayuntamiento de Bilbao ha prohibido la colocación en las calles de los patinetes eléctricos de las diversas plataformas que los ofrecen con ayuda de una app. Es un error, ya que estos vehículos son ideales para ciertos tramos de transporte desde zonas periféricas hacia puntos donde hay metro.

Lo más sencillo es prohibir. Lo más arriesgado es liberalizar completamente, pues puede generar problemas de otra índole con los vecinos. Y lo más compicado es diseñar una regulación que dé opciones a estos vehículos evitando, en la medida de lo posible, sus inconvenientes.

La movilidad urbana es un tema que cada día genera mayor interés y preocupación, algo que evidencia precisamente el evento que se celebró esta pasada semana en Bilbao. No hay sitio para los coches y hay que buscar alternativas, que no siempre pasan por el transporte público. La bicicleta es uno de los más conocidos, pero también hay que experimentar con otros como los patinetes eléctricos.

Es cierto que ocupan espacio en las calles y que generan riesgos si circulan por las aceras. Pero también es verdad que es un medio de transporte limpio y que podría ser una alternativa para viajes desde zonas a las que no llega el metro ni llegará a corto plazo, como Rekalde, Zorrotza o Miribilla en Bilbao.

2 comentarios

Responder a Puigdemontaprision Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *