Los retos de Euskaltel

El cambio de dirección general en Euskaltel y posterior ajuste de personal parece obedecer a una serie de datos que no marcan un futuro muy halagüeño para el operador. Aunque la compañía vasca sigue ganando dinero, se observan ciertas tendencias en el mercado que no auguran buenos presagios, salvo que cambien una serie de cosas.

Estos son los principales retos de Euskaltel a día de hoy:

  1. Los precios de las telecomunicaciones están bajando continuamente. Según la CMT, en 2018 cada hogar español gastó de medio dos euros menos en teléfono, Internet y televisión, lo que generó un descenso de ingresos del 1,3%. Euskaltel ha ido amortiguando esta tendencia con compras de operadores de cable, pero ya no tiene más adquisiciones que realizar.
  2. Euskaltel tuvo durante muchos años un monopolio en la oferta de cable en las regiones en que opera y, por tanto, era el único que podía ofrecer alta velocidad de Internet y televisión. Eso ya no es así, ya que el resto de compañías, de la mano de la fibra hasta el hogar (FTTH) ofertan lo mismo. De hecho, todos los operadores crecieron en 2018 en banda ancha (formalmente, NGA, siglas de New Generation Access), salvo Vodafone y Euskaltel. La cuota del operador vasco pasó del 4,1% al 4%. Y el que más mercado le ha quitado es Másmóvil, que le arrebató la cuarta posición con un 4,7% de la tostada.
  3. La venta de paquetes combinados de tipo cuádruple (sin televisión) por parte de Euskaltel también está haciendo aguas. Su cuota de mercado ha pasado del 1,8% al 1,6% en un año. En este caso, le están perjudicando también las marcas baratas de los grandes operadores, como Tuenti, Lowi o Amena. Sumando todo tipo de servicios, Másmóvil hoy duplica a Euskaltel en cuota de mercado: 5,7% frente al 2,6%.
  4. La batalla de la televisión también se ha puesto muy cuesta arriba, principalmente por la irrupción de los Netflix, Amazon Prime o HBO y la buena respuesta de Movistar, que ha sido capaz de crear una buena oferta propia. El monopolio de los derechos de La Liga tampoco le beneficia, aunque en este terreno se ha podido mover más o menos.
  5. Hay poca gente en Euskadi dispuesta a pagar un sobreprecio por contratar con un operador 100% vasco. Ese marketing de proximidad que tan bien practicó Euskaltel ha funcionado muy bien mientras su único competidor real era Movistar, cuyos precios fueron tradicionalmente muy superiores. Ahora que todos están al mismo nivel, la cosa se complica. Recurriendo al caso de la leche, hay que tener en cuenta que la cuota de mercado de Kaiku, firma 100% vasca, no llega siquiera al 10%.
Etiquetas:,
6 comentarios

Responder a José A del Moral Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *