La vieja Europa y sus dinosaurios de telecomunicaciones

Hace un par de meses asistí a un desayuno de Nueva Economía Fórum con Francisco Román, presidente de Vodafone España y una de las personas que más saben del sector. Román lo ha sido todo en las telecomunicaciones y, como buen ingeniero que es, es un tipo serio y sincero. Eso sí, mi conclusión es que su sector ha entrado en un declive sin fin.


Lo cierto es que ya está casi todo inventado en lo que a las infraestructuras se refiere. Hay redes fijas y móviles de alta capacidad y lo que hacen falta en este momento son servicios y contenidos innovadores que atraigan a los usuarios. El papel de los operadores se está esfumando y la mejor prueba es que son los más baratos los que se están llevando ahora el grueso del mercado.

Todos los operadores de telecomunicaciones europeos están cayendo con fuerza en Bolsa. Su crecimiento se basaba en la expansión internacional y en nuevos servicios, como el ADSL y más recientemente la telefonía móvil 3G. Pero ya no hay mucho más donde rascar. El FTTH (fibra hasta el hogar) y el 4G podrían ser una realidad pero no hay demanda de tanto ancho de banda.

Así que la única opción es ofrecer servicios o contenidos, pero en este campo son los norteamericanos los que se están llevando el gato al agua. De hecho, Román reconoció que Europa ha perdido el liderazgo que un día tuvo en telecomunicaciones móviles. A los Nokia o Ericsson les han sustituido los iPhone y Android. Hasta Telefónica se está mudando al Silicon Valley, pues es allí donde se producen los mejores contenidos y servicios.

Algunas otras cosas de interés que comentó Román:

– El estándar GSM fue un gran éxito de la Europa unida, sin que hayamos sido capaces de mantener ese liderazgo en la era de Internet.

– Las telecomunicaciones crecieron a tanta velocidad en los noventa que Román reconoció que Airtel, el antiguo nombre de Vodafone en España, no había previsto semejante éxito. Las cajas vascas, Acciona, Endesa o el Banco Santander, principales accionistas de Airtel, se forraron.

– Quizás por ello, los gobiernos están abrasando con impuestos y tasas a los operadores de telecomunicaciones. Román criticó especialmente la tasa para financiar a RTVE, que supone el 0,9% de sus ingresos, y las ordenanzas locales que limitan la instalación de antenas.

– La subvención de terminales por parte de los operadores va a concluir próximamente. A juicio de Román, hoy en día ya no tiene sentido, puesto que el usuario busca ante todo precio.

– El NFC (sistema de pago por móvil) exige colaboración con otros operadores y no parece por el momento una apuesta segura.

– Tendría sentido empezar a utilizar la tarjeta SIM con identificativo personal, pues ya es un estándar que tiene todo el mundo. El NFC se basa precisamente en esta idea.

– La consolidación de los sistemas operativos para móviles es un fenómeno que los operadores aplauden. En respuesta a una pregunta de Microsoft, Román apostó por que solo queden 3 ó 4 sistemas (se entiende que Windows Mobile sería el cuarto).

2 Comments

Leave a Reply to Cayetano Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *