La regulación fiscal del comercio electrónico es un desastre

E commerce Day 2010
E commerce Day 2010 (Photo credit: AMIPCI)

Eso de que puedas comprarte un producto por Internet más barato que en una tienda simplemente porque no pagas IVA es un auténtico desastre. Por no hablar del hecho de que las grandes empresas del ecommerce, como Amazon o iTunes, estén domiciliadas en países en los que los impuestos son más bajos. Europa necesita acelerar su proceso de armonización o los vendedores online se van a ir por patas.


Estos son algunos casos que conozco de cerca:
– Vas a comprar un producto informático en Amazon.es y resulta que, como viene de Estonia, no te cobran en IVA. Un desastre para todo el que quiere vender hardware desde España. El único riesgo que corres es que lo retengan en Aduanas, pero no suele suceder, así que te puedes arriesgar.

– Vas a comprar un dominio y es más barato en cualquier tienda online de EE.UU., puesto que te permite ahorrarte el IVA. Lo mismo sucede con todos los productos digitales, como música, ebooks o películas. Las empresas europeas no pueden competir con esa competencia desleal.

– Pones unos banners en tu web con Google AdSense y resulta que el buscador te pregunta en qué cuenta quieres domiciliar los ingresos. Le puedes poner una de cualquier lugar del mundo, con lo que te evitas al Fisco español, que no se entera, puesto que el dinero viene de Irlanda. Evidentemente, es un fraude, pero está a la orden del día. No hablemos ya de las retenciones fiscales que se dejan de practicar sobre todos los blogueros que se ganan unos durillos, libres de impuestos, por esta vía. Es verdad, en cualquier caso, que esto último es el chocolate del loro.

– Eres un anunciante y pagas un dinero a Google o a Facebook para poder poner publicidad en sus webs. Son ingresos que se generan en España pero se contabilizan en Irlanda, donde ambos países tienen domiciliadas sus sedes europeas. Resultado: apenas pagan impuesto de sociedades, puesto que ese país tiene las tasas más bajas de la UE. Amazon hace lo propio pero desde Luxemburgo.

– Si eres empresa y compras fuera de España, te ahorras el IVA. Es verdad que te lo podrías deducir en cualquier caso, pero adquirir productos en otros países tiene la ventaja de que tienes el dinero antes.

El resultado son millones de euros de impuestos que no se pagan y menores ingresos para la mayor parte de los países. Solo Irlanda y Luxemburgo se benefician de este sistema, que es el resultado de la falta de armonización fiscal que padece UE. Al igual que sucede en EE.UU., determinados impuestos deberían ser de ámbito europeo y recaudarse desde Bruselas.

4 Comments

Leave a Reply to thalved Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *