La desaparición de Caja Navarra termina con la consultora Incita

Gorka Jiménez

La absorción de Caja Navarra por parte de La Caixa está trayendo consecuencias negativas para la economía navarra. Una de las más evidentes es la desaparición de la consultora informática Incita, en la que trabajaban más de 100 personas y cuyo principal negocio era precisamente la provisión de servicios a Banca Cívica.

Esta compañía nació en 2009 de la mano de Elena Ducay y Gorka Jiménez. Este último previamente había estado en SPI Navarra Virtual, convertida en Biko tras su fusión con New Media Publishing, también del grupo Caja Navarra. Al año siguiente de su creación, la entidad financiera foral invirtió 1,9 millones de euros en la empresa con el fin de financiar su expansión internacional.

No está claro si Gorka Jiménez sigue actualmente en Incita, dado que a principios de 2013 pasó a administrar Digital Identity Management junto a Mónica de Oriol Icaza, presidenta del Círculo de Empresarios y presidenta de Seguriber. No hace ni un año, en abril de 2012, AJE Navarra entregaba a Jiménez el premio Joven Empresario Navarro.

En Navarra Confidencial hacen un repaso de los últimos días de Incita bastante triste:

En las últimas semanas a Incita le han embargado los locales de Pamplona e Iberdrola le ha cortado el fluido eléctrico. La empresa ha quebrado y los trabajadores han recibido una indemnización de 20 días a cargo del FOGASA. Obviamente los trabajadores se encuentran entre indignados y atónitos.

Junto con Incita ha desaparecido TB-Solutions, una firma aragonesa de 60 trabajadores que tenía prácticamente el mismo objeto social y que había estado controlada por Ibercaja hasta su fusión con la navarra. Esta integración generó en su día múltiples especulaciones de que Banca Cívica iba a fusionarse con la entidad zaragozana, cosa que finalmente no ocurrió.

La desaparición de TB-Solutions, que había nacido a partir del que fuera el segundo proveedor de acceso a Internet de España, Encomix, ha sido muy lamentada en la capital aragonesa. Hasta el punto de que su principal promotor, Santiago Baselga, no dudó en explayarse al respecto en un foro de Internet:

La crítica situación de Incita y por desgracia de mi ex empresa Tb-Solutions, puede que se deba al hecho innegable de haber estado durante el año 2012 trabajando una media de 40 personas en un proyecto para el banco Marroquí y sin cobrar por ello, por increíble que resulte. O durante todo el 2012 otras 40 personas trabajando para el BES y cobrando por menos de 20 o el hecho de haber perdido mas del 40% de la facturación en el contrato del core de banca Cívica. O quizás tener una super estructura general con 6 personas en RRHH o 20 en innovación, o las nefastas decisiones que su director general y presidente fue tomando y cuyos resultado se ven ahora. Motivo por los que renuncie a mi puesto de director, a mi salario y vendí mis acciones por 1 euro hace 5 meses.

4 comentarios

Responder a manue g.e. Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *