¿Se debe tolerar el consumo público de drogas?

Esnifando en el FIBNo quiero parecer carca, pero el consumo público de drogas cada día me parece más exagerado. En casa, que cada uno haga lo que le plazca. Pero en la calle deberíamos terner un poco más de respeto con un asunto que no deja de ser de salud pública. Lo digo después de leer que los organizadores del Festival Internacional de Benicassim han echado a unos reporteros de La Sexta por recoger precisamente eso con sus cámaras.


¿Qué opinará Heineken, el patrocinador? ¿Y la BBK? Porque hasta el más inocente sabe que durante el BBK Live Bilbao estaba lleno de camellos y que los polvos para inhalar circularon ampliamente por las campas de Kobeta. El desfase en los festivales es exagerado. Azkuna, por favor, ¡tolerancia cero con los traficantes!

El organizador de un festival o el propietario de una discoteca nunca va a poner coto a este tipo de fenómenos. Véase si no lo que ocurre en Gipuzkoa, cuyas salas se llenan todos los fines de semana de franceses en busca de diversión alucinógena. Esta es fundamentalmente una labor policial y se debe perseguir tanto al que consume en público como al organizador del evento que hace la vista gorda.

Un comentario

Responder a ashet Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *