Web sobre Bilbao para turistas alemanes

TorreIberdrola1Durante los últimos días acabo de poner en marcha “Speisekarte Bilbao” un proyecto dirigido a informar a turistas alemanes sobre las posibilidades que el Bilbao surgido del efecto Guggenheim ofrece en cuanto a cultura, gastronomía y otras experiencias nómadas para el urbanita moderno. El colectivo de visitantes procedentes del Norte de Europa, por su alto poder adquisitivo y su afición al turismo cultural y de calidad, ocupa un lugar preferencial en la estrategia de los departamentos de Internacionalización del Gobierno Vasco y las Diputaciones Forales.


El proyecto está realizado íntegramente con recursos de código libre sobre una plataforma WordPress, alojamiento privado que gestiona el proveedor bilbaino Hostinet y un dominio de Internet alemán para transmitir una adecuada imagen de profesionalidad y facilitar la inserción en las blogosferas de los países germanoparlantes. El blog -escrito íntegramente en indioma alemán- incluye entradas informativas sobre puntos de interés, gastronomía, cultura y otros contenidos útiles. Como elemento innovador se hace uso sistemático de pequeñas aplicaciones de geolocalización basadas en la API de Google Maps y provistas de ventanas de texto en el idioma del turista, que ayudan a este a orientarse en la ciudad y a encontrar los puntos de interés mencionados en los artículos. La posibilidad de conmutar a Google Street View -a condición de que existan los datos de imagen- permite obtener panorámicas fotográficas a pie de calle y actúa como acicate para acudir al lugar.

Speisekarte Bilbao (“Bilbao a la Carta”) deriva su nombre de una célebre canción compuesta por el Kapellmeister y folklorista alemán Karl Friedrich Zöllner (1800 – 1860), y traducida al español por el bilbaino Miguel Arregui Trecet (1894 – 1944), profesor del Conservatorio de Bilbao durante la década de 1920. La filosofía de este blog no consiste en reproducir de forma estructurada lo que podríamos encontrar en cualquier guía turística, ni en hacer publicidad de recursos turísticos locales. Más bien lo que se persigue es proporcionar al visitante unas cuantas sugerencias, para que a partir de ahí decida a dónde ir, creando un entorno informativo de fácil comprensión y una geografía urbana amistosa para el turista -Este es precisamente el cometido de la geolocalización-.

En lo que respecta a posibilidades de rentabilización de un proyecto de estas características, la primera idea que viene a la cabeza es el alta en un programa de publicidad contextual, por ejemplo Google AdSense, una vez alcanzado un nivel de tráfico suficiente. Aunque una alternativa a considerar, no ha sido esa una de las principales motivaciones del proyecto. El autor se gana la vida como traductor, consultor de Tecnologías de la Información, guía turístico y, últimamente, también mediante la prestación de asesoramiento y la creación de ideas innovadoras en el terreno del Marketing Industrial y B2B.

Tener un recurso de desarrollo propio como “Speisekarte Bilbao” potencia considerablemente la imagen profesional de uno, al facilitar la Web a grupos de turistas, o en el stand de una feria o en reuniones de negocios. Desde el portátil, la tableta o el teléfono móvil, y a condición de disponer de una conexión 4G o un punto WiFi, el visitante accede de inmediato a una herramienta que le permite enterarse de muchas cosas que no vienen en los folletos de la Oficina de Turismo y que además permite alcanzar el objetivo sin dificultad y de forma divertida.

Otro de los objetivos del proyecto consiste en ensayar el uso de la geolocalización aplicada al marketing turístico, campo en el que hasta la fecha esta potente tecnología ha sido utilizada de modo circunstancial y como complemento web para portales y páginas de empresas. La idea esencial consiste en que un servidor de mapas puede hacer bastante más, como elemento activo para la orientación del visitante en todo tipo de entornos de destino, herramienta para la gestión turística, señalización de monumentos, desarrollo de rutas culturales y gastronómicas y, en general, cualquier otra cosa que se nos ocurra. Como en los restantes ámbitos de la economía digital, aquí los límites dependen de la imaginación del marketólogo.

Otras posibilidades a considerar en cuanto a marketing turístico y utilidades para la economía local, serían las siguientes:

– Incremento del número de visitas, procedentes en este caso, de países de habla alemana.

– Creación de puestos de trabajo a través del fomento de actividades relacionadas con el turismo cultural y de calidad.

– Difusión internacional del paradigma del nuevo Bilbao surgido merced al efecto Guggenheim y la nueva planificación urbana.

– Redirección del tráfico turístico a otros puntos del País Vasco y alrededores, mediante excursiones, circuitos y programas de todo tipo.

– Contribución al desarrollo de un entorno basado en la innovación empresarial.

– Etc.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

2 comentarios

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *