Victoriano Olazábal, de Kelvinator a El Encinar de los Reyes

Victoriano Olazábal Arriola es uno de esos indianos de familia humilde que, gracias al apoyo financiero de uno de sus convecinos, salieron de la localidad vizcaína de Karrantza hacia América a finales del siglo XIX y principios del XX. A su regreso, con el dinero ganado en México, se construyó una mansión en su pueblo, fundó la fábrica de electrodomésticos Kelvinator en Getafe y compró unos terrenitos al norte de Madrid, lo que hoy es El Encinar de los Reyes, junto a La Moraleja.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)

Términos empleados para llegar hasta aquí:

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín: