David Tazueco es bilbaíno y diseñador hasta la médula. Por eso, un buen día cogió un vaso de txikito, lo rodeó del packaging que él sabe hacer y