Sobre el pre-concurso de Jaureguizar

Gabriel Salaverry

Gabriel Salaverry

En el sector inmobiliario ya no se salva nadie (o casi nadie). El pre-concurso de acreedores de Jaureguizar (antigua Jaureguizahar), una firma aparentemente solvente y vinculada accionarialmente a uno de los grandes (Metrovacesa), ha puesto en evidencia a todo el sector. La compañía aduce que la suspensión de pagos es una fórmula para presionar a una administración aragonesa pero lo cierto es que no tiene dinero y sí terrenos y pisos. Sin ir más lejos, es uno de los principales propietarios de derechos de urbanización en Zorrotzaurre, el futuro ensanche bilbaíno.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)

Términos empleados para llegar hasta aquí:

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín: