Sobre el nuevo rumbo de la Autoridad Vasca de la Competencia

Si hace un año un ayuntamiento hubiera restringido la extensión de Airbnb en su ciudad y el Gobierno hubiera propuesta una regulación más restrictiva para los apartamentos turísticos, la Autoridad Vasca de la Competencia habría salido al paso públicamente. Sin embargo, esto mismo ha sucedido en Euskadi en los últimos dos meses y la entidad teóricamente responsable de garantizar el libre mercado no ha dicho nada. ¿Qué ha ocurrido?

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín: