¿Qué pueden las startups copiar de Spotify?

La reciente salida a Bolsa de Spotify parece consolidar un modelo de ingresos por pago de contenidos que debería servir como referencia para otras startups. La firma sueca ha hecho varias cosas muy bien, así que es conveniente repasar estos aciertos para imitarlos.


– Solidez tecnológica. El streaming de Spotify nunca falla, especialmente para los clientes de pago. Sus medidas para evitar la piratería también han ido robusteciéndose con el tiempo.

– Cobro por contenidos. Frente a los que estiman que hay que regalarlos a toda costa, ahí está el ejemplo de Spotify para demostrar que es posible tener millones de usuarios que los pagan.

– Evitar el fraude. Frente a otros sistemas que no abonaban derechos de autor o que lo hacían de forma incompleta, Spotify ha respetado este capítulo a rajatabla desde el principio.

– Analítica. Para comprender al usuario y saber como satisfacerlo (y facturarle), es fundamental analizar constantemente qué está haciendo, qué le gusta, en qué momento se suscribe, cuándo se da de baja, etcétera.

– Generar varias versiones de un mismo producto. Spotify se adapta a muchos perfiles de uso, lo que también explica su éxito internacional. Además, el producto ha ido evolucionando con el tiempo, a partir de una simple beta, en lo que constituye un excelente modelo de desarrollo ágil.

– Personalización. Es conocido que las canciones que Spotify recomienda a un usuario son distintas de las que reproduce para otro. Todo depende de lo que el algoritmo haya aprendido sobre cada persona. Este big data es también una de las claves de la compañía para generar ingresos.

Tags:

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *