Panda Software está ultimando un acuerdo para distribuir sus antivirus en Irak, un país clave en sus aspiraciones de conquistar esta zona de Asia y de adelantarse a la competencia norteamericana. Según ha podido saber @Euskadi, la compañía vasca tiene todo listo para abrir oficina comercial en Bagdad a través de un socio local, como paso previo para liderar la seguridad informática en este mercado.

Para solventar los posibles problemas políticos, Panda cuenta con el apoyo del Gobierno español y el presidente de la empresa en EE.UU. se reunió recientemente con José María Aznar en California. El mercado norteamericano es precisamente en este momento una de las apuestas más firmes de la compañía vasca, consciente de que en Norteamérica se generan la mayor parte de los ingresos de los fabricantes de antivirus.

Panda Software está ya presente en más de 50 países del mundo, entre los que figuran algunos vecinos de Irak como Israel, Bahrein, Irán o Emiratos Arabes Unidos, que curiosamente le ha puesto un turbante al osito del logotipo. Otro de los estados en los que está reforzando su presencia es Portugal, donde acaba de llegar a un acuerdo con el principal portal, Sapo, que protegerá su webmail con el programa de la compañía vasca.

Temas: