Los vestidos de novia, nueva tendencia entre las vascas en Wallapop

¿Vas a casarte y necesitas un vestido barato? Búscalo en Wallapop. Vender la ropa de la boda se está convirtiendo en una tendencia relativamente frecuente entre las vascas, como lo refleja el elevado número de ofertas de este tipo que aparecen en esta aplicación de móvil.


La tradición de guardar el vestido de novia en un armario durante toda la vida ha dado paso a una nueva forma de obtener dinero rápido en efectivo con un artículo que, en principio, no vamos a volver a vestir jamás. Esta ropa pasa así de mano en mano en el marco de eso que hoy se denomina economía colaborativa.

No es el único producto curioso que venden los vascos en Wallapop. En esta app también se pueden encontrar cosas inútiles, cajas vacías o artículos provenientes de robos.

Las antigüedades figuran entre los productos con más éxito en este mercado de segunda mano y especialmente las que tienen relación con la historia más contemporánea, como un carro de bueyes con ruedas utilizadas en la Guerra Civil por la artillería italiana, un cenicero de bronce de Euskadi, una matrícula de bicicleta de Barcelona, enciclopedias temáticas de Álava y Bizkaia de la década de los ochenta o un ejemplar de 1894 del Don Quijote de la Mancha de Cervantes.

Para los amantes de las películas y series, tenemos una réplica de la campana del Titanic o para sentirse parte del reparto de Juego de Tronos, el imperdible de la Mano del Rey, que nos hará transportarnos a la piel de Tyrion Lannister en el castillo de Rocadragón, situado en San Juan de Gaztelugatxe, dando consejo a la Madre de los Dragones, Daenerys Targaryen o un dispensador de pasta de dientes de Star Wars.

También hay quien se excede con aquello de darle otra vida a los objetos que no utiliza, es el caso de quienes ponen a la venta cajas de madera para botellas de vino o podemos adquirir una pelota de plástico vacía que contenía un juguete por el módico precio de 50 céntimos. Si queremos el juguete que contenía, solo nos costará otros 50 céntimos.

En la categoría tecnológica, podemos encontrar un soporte Go Pro para perros con el que poder grabar su día a día y convertir a nuestra mascota en un auténtico youtuber y como broche de oro, para que brille con luz propia, un collar led. Además, tenemos a nuestra disposición una pulsera antironquidos que nos ayude a conciliar el sueño con nuestra pareja en las largas noches de verano o un sudoku electrónico, para ejercitar la mente mientras nos tostamos al sol en vacaciones. Para los más nostálgicos, un teléfono de monedas de uso público o un candy grabber con el que jugar -o sufrir, según se mire- para disfrutar de unos dulces.

Pero no todos los artículos buscan una segunda vida en Wallapop. Algunos, esperan ser adquiridos por primera vez. Es el caso de los productos hechos a mano que se publicitan, como es el caso de un curioso escanciador de sidra eléctrico, fofuchas para mitigar la nostalgia de las pasadas fiestas de La Blanca de Vitoria-Gasteiz, una lámina de cumpleaños personalizada para tener un detalle inolvidable o un columpio de madera.

En Wallapop se puede vender casi de todo pero tiene algunos límites que pretendemos rebasar con algunos de nuestros anuncios en la plataforma. Es el caso de los relacionados con la venta de material que pueda herir a animales o seres humanos, venta de medicamentos o productos medicinales, venta de software y material de propiedad intelectual pirateado, venta de alimentos y alcohol (excepto vino de colección), recambios para coches o cheques regalo.

Ejemplo de esto, son las ofertas de artículos que dañan el bienestar de animales como los collares antiladridos o productos que prometen ser remedios milagrosos para la salud como una pasta de dientes blanqueadora en un solo tubo o un remedio infalible para las varices y celulitis que las hará desaparecer por siempre. También podemos encontrar botellas de brandy de Jerez de cerca de dos siglos o semillas de cannabis. Algunos vendedores también ponen en el escaparate cheques regalo de El Corte Inglés u ofrecer alquileres de tarjetas para acudir a discotecas en el puerto de Marbella.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Un comentario

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *