Los multimillonarios de Facebook

facebook-moneyEl éxito de Facebook en los mercados sociales y bursátiles ha generado unos cuantos centenares de multimillonarios. Una gran parte de ellos son empleados de la compañía que cobraban parte de su sueldo en forma de stock options (opciones sobre acciones) que con la salida a bolsa se pueden vender. 250 de ellos forman parte de un grupo secreto en el que se habla de lujo y lujuria. Pero hay otros más curiosos, como el cantante Bono o el pintor David Choe. Veamos.


Bono. El líder de U2 compró, junto con otros socios, un 2,3% de Facebook en 2009 por 56 millones de libras a través de su fondo de inversión, Elevation Partners. Esas acciones valen hoy casi 1.000 millones de libras, por lo que el diario Mirror calculaba recientemente que esta inversión le ha generado más dinero que toda su carrera musical. Forbes, sin embargo, ha desmentido las cifras del Mirror indicando que en Elevation Partners participan también otras personas.

David Choe. Este artista gráfico recibió el encargo de pintar las paredes de la primera oficina de Facebook en Palo Alto con algunos de sus murales. Y en lugar de cobrar en efectivo, prefirió recibir una contraprestación en acciones, que han multiplicado su valor hasta los aproximadamente 500 millones de dólares (si no las ha vendido).

Sean Parker. El fundador de Napster, el primer servicio digital que lanzó un reto a los clásicos productores de contenidos, tuvo el acierto de asociarse con Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, y ayudarle a obtener financiación y crecer. Personaje polémico donde los haya, se le acusa de haber introducido malas influencias, incluso femeninas, en el entorno de Zuckerberg. En verano de 2013 se gastó 4 millones de euros en su boda y tuvo que abonar otros 2 en multas por haberla organizado en una zona protegida.

Yuri Milner y Alisher Usmanov. Estos dos rusos invirtieron, a través de su fondo Digital Sky Technologies, 200 millones de dólares en acciones de Facebook en 2009 que después se multiplicarían hasta los más de 7.000 millones que podrían costar ahora si no se hubiera vendido ninguna acción. Lamentablemente, sí que enajenaron gran parte de esta participación. Digital Sky Technologies también es accionista de Airbnb y Spotify. Milner personalmente se gastó 100 millones de dólares en 2011 en comprar una mansión en Silicon Valley con la que también ha obtenido una importante rentabilidad.

Marc Andreessen. El fundador de Netscape llegó a tener el 0,2% de Facebook, que le permitió obtener un rédito de 251 millones de dólares solo con la salida a Bolsa. Si ha mantenido sus acciones, hoy tendría casi cuatro veces más. Por cierto, su mujer es descendiente de vascos emigrados a EE.UU.

Mark Pincus. El fundador del fabricante de juegos para Facebook Zynga tenía diversas patentes que intercambió por acciones de la red social. Poco después de salir a Bolsa Facebook, se estimaba que tenía 164 millones de dólares en acciones de esta empresa.

Reid Hoffman. El fundador de Linkedin y Paypal también es uno de los primeros accionistas de Facebook, empresa a la que puso en contacto con otro miembro de la Paypal Mafia (en referencia a los fundadores de esta empresa), Peter Thiel. Su éxito deriva de su obsesión con una idea: que Internet serviría para mejorar las relaciones sociales entre las personas. Ya en los noventa fundó una web de este tipo, SocialNet.

Peter Thiel. El patriarca de la Paypal Mafia invirtió medio millón de dólares por 45 millones de acciones de Facebook en 2004, cuando todavía no estaba en Bolsa. Fue el primer inversor externo de la compañía, lo que le ha reportado pingües beneficios. Si no ha vendido ninguna acción, esa participación valdría hoy más de 2.000 millones de dólares.

Jim Breyer. Como representante del fondo Accel Partners, que llegó a tener el 6% de Facebook, no se puede dejar de hablar de este hombre. Esos 201 millones de acciones valdrían hoy más de 15.000 millones de dólares.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *