Los bulos sobre ING

El otro día fue mi padre a su banco habitual (la BBK) y se le ocurrió pronunciar la palabra mágica “ING”. Al señor que le atendía se le quitó inmediatamente la sonrisa de la boca. Y empezó a soltar toda una serie de supuestas verdades sobre la solvencia del banco naranja.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín: