Las verdaderas razones por las que Jeff Bezos ha comprado el Washington Post

Bezos’ Iconic Laugh

Bezos’ Iconic Laugh (Photo credit: jurvetson)

Hoy veo a mucha gente flipada por el hecho de que Jeff Bezos, fundador y máximo accionista de Amazon, haya comprado un periódico, el Washington Post. He leído todo tipo de especulaciones sobre lo que este emprendedor divisa en el futuro y, sobre todo, en torno a una posible integración entre el periodismo digital y el Kindle que diseña y vende lo que comenzó siendo una ciberlibrería y hoy es también un fabricante de gadgets y el rey de “la nube”. Pero estas son las verdaderas razones por las que ha hecho esta compra:


1. Porque el Washington Post estaba en venta (de hecho, había más gente interesada). Solo si el vendedor quiere, es posible comprar.

2. Porque Jeff Bezos tiene dinero para comprarlo. Amazon vale en Bolsa diez veces lo que valía en 2007 y él es el principal inversor (y beneficiario). Si se compara con la salida a Bolsa, el valor es hoy un 5.000% mayor. El precio por el que ha comprado el Washington Post apenas supone menos de un 1% de su patrimonio. “Peanuts”, que dirían los americanos.

3. Porque el periódico estaba barato. No hay que olvidar que Bezos es un auténtico financiero y trabajó en ese sector durante la mayor parte de su vida. Sabe calcular el valor de las cosas y sabe comprar. De hecho, el precio apenas supone un 50% de los ingresos anuales del periódico, lo que resulta sumamente atractivo.

4. Porque “mola” tener un periódico. El control de la información, su influencia política y la sensación de poder que transmite ser el dueño de lo que se escribe son muy atractivos para cualquier persona que, a nivel económico, ya lo tiene todo en la vida. Y el Washington Post es mucho Washington Post. No hay que olvidar tampoco que Bezos ya era socio de una publicación digital, Business Insider. Ha reconocido ya que lo que le apetece es “experimentar“.

Advertencia: Soy accionista de Amazon

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *