Las instituciones deben exigir que los anuncios de prostitución desaparezcan de los periódicos

La propuesta de Goazen (una de las dos sucursales de Podemos en el Ayuntamiento de Bilbao) de no comprar publicidad institucional en ningún periódico que incluya anuncios de prostitución me ha parecido totalmente oportuna. Si a los políticos se les llenan las bocas de igualdad de género y de respeto a los inmigrantes, no es de recibo que al día siguiente estén poniendo los logotipos de sus organizaciones en las páginas que van cargadas de fotos de mujeres desnudas, generalmente extranjeras, que ofrecen sus cuerpos por un módico precio.


Es incomprensible que Emakunde no haga absolutamente nada para evitar algo que va radicalmente en contra de sus principios fundacionales. Pero también lo es que las administraciones púbicas sigan anunciándose en periódicos que se lucran precisamente con la desigualdad de género y con la peor explotación de inmigrantes.

Como empresas privadas tienen derecho a hacer lo que les venga en gana siempre que no sea ilegal y la prostitución parece que no lo es. Pero es incomprensible que nuestros políticos no solo toleren esta realidad sino que encima no la castiguen allí donde más duele, con la publicidad de sus servicios. Y sería tan sencillo como establecer una nueva norma.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *