Aceleradoras de startups: las empresas se apuntan al “movimiento emprendedor”

school for startups black logo

school for startups black logo (Photo credit: Wikipedia)

Ser emprendedor está de moda, hasta el punto de que marcas como Red Bull, Telefónica, Nike, Daimler Benz o la más modesta Quesos Angulo están financiando concursos e iniciativas de apoyo a jóvenes que ponen en marcha empresas. En la mayor parte de los casos se trata de lo que se entiende como “aceleradora”, un recinto físico en el que los emprendedores pueden trabajar durante los primeros meses y donde reciben asesoramiento constante e incluso un sostén financiero inicial.


TechCrunch calculó recientemente que en todo el mundo hay unas 170 aceleradoras. La primera de ellas fue YCombinator, nacida en Silicon Valley en 2005. Le siguieron TechStars (Boulder, Colorado), Founder Institute, StartupBootCamp y la europea SeedCamp. Entre sus primeros éxitos destacan especialmente Dropbox, Airbnb o Crodtilt.

La mayor parte están en EE.UU., aunque cada vez hay más en el entorno de Berlín. Otro fenómeno que se está produciendo actualmente es la corporativización de la aceleración, de tal manera que son grandes compañías privadas las que apadrinan a las nuevas startups como vía para innovar. En este sentido, hay tres casos sumamente interesantes en España: CAF, Irizar y Repsol.

¿Cuáles son las ventajas para las empresas de la aceleración de startups?

– Innovación. ¿Quién mejor que un emprendedor para sugerir nuevas ideas tecnológicas y de negocio y para llevarlas a cabo con su propio esfuerzo?

– Imagen. Apoyar a los emprendedores está muy bien percibido en este momento, tanto políticamente como incluso como gancho publicitario.

– Generación de nuevos negocios. Las aceleradoras se reservan habitualmente una participación en las startups que apoyan, por lo que si el negocio funciona, también se benefician del mismo.

– Generación de tejido empresarial, que beneficia a la comunidad en la que están instaladas las aceleradoras y por ende a la industria.

Además, hay que destacar cuáles son las ventajas de la aceleración tanto para las emprendedores como para la sociedad en su conjunto:

– Hoy en día es muy barato desarrollar un concepto y ponerlo a prueba en el mercado pero sigue siendo igual de complicado “acelerar” su desarrollo posterior.

– Hay sectores sumamente regulados, como el energético, en los que es prácticamente esencial contar con el asesoramiento de personas con una larga trayectoria corporativa. Así, la mayor parte de los proveedores de Iberdrola han nacido históricamente en el seno de la compañía o de alumnos de sus directivos.

– Profesionales de empresas ya consolidadadas pueden ayudar a los emprendedores a acceder a clientes que de otra manera serían inaccesibles para ellos.

– La aceleradora aporta financiación para empezar, que suele ser la más difícil de conseguir.

– La Comisión Europea ha dado carta de naturaleza a las aceleradoras al autorizarlas como centros de preparación de emprendedores dentro de sus políticas de promoción de las startups tecnológicas

– A los emprendedores de zonas periféricas (en general, todos los europeos) les ofrece oportunidades de acceder a los ecosistemas más desarrollados, como por ejemplo el de Silicon Valley.

Y estas son las compañías más activas en este terreno por sectores:

– Los operadores de telecomunicaciones figuran entre los más activos, destacando especialmente Telefónica (Wayra, presente en 13 ciudades del mundo), la corena SK Telecom (SKTA Innovation Accelerator), Deutsche Telekom (Hub:raum, con oficinas en Berlín y Cracovia) y Orange (Orange Fab, en París). Todos financian empresas de móvil y negocios digitales. Un caso aparte es Sprint, que tiene junto a Techstars una aceleradora de proyectos de movilidad en el campo de la salud. En este terreno también encajan Tandem y AngelPad, aceleradoras de proyectos de movilidad con sede en Silicon Valley, y b-Ventures, una aceleradora ligada a la firma italiana Buongiorno y a la alemana Docomo.

– Las grandes empresas de Internet también han dado pasos. Bajo el nombre de Campus, Google ha creado en Londres un espacio físico en el que las startups pueden trabajar durante sus inicios. Google no les provee en principio dinero pero sí asesoramiento de la mano de sus ejecutivos. Unas 350 startups han pasado ya por sus instalaciones. Otro caso es Citrix, que ofrece espacio en sus oficinas de Silicon Valley y una inversión de hasta 250.000 dólares a startups de cloud computing.

– Las entidades financieras, como BBVA. Bajo el nombre de OpenTalent, el banco bilbaíno lanzó hace años un concurso de emprendedores que ahora pretende ir un poco más lejos hasta transformarse en pseudo-incubadora. Con un presidente obsesionado por la tecnología, el BBVA cree que su futuro pasa en parte por apoyar a las startups financieras. Otros casos interesantes son los de Coinlab (aceleración de negocios con bitcoins), Barclays (Barclays Accelerator en alianza con TechStars en Londres.

– Las empresas de distribución. Target ha lanzado un programa de aceleración en la India y Walmart tiene uno en Silicon Valley, Walmart Labs.

– Las firmas que se dirigen a un público joven y dinámico, como Nike o Red Bull. El programa de aceleración de la firma deportiva se denomina Nike+ y está enclavado en la localidad donde tiene su sede la marca, Portland. Las startups a las que pretende atraer, en alianza con TechStars, deberán aspirar a ofrecer productos y servicios para atletas. Red Bull, por su parte, ha creado en Londres lo que se denomina Red Bull Amplifier para ayudar a startups vinculadas a la música. Les ayudará con mentores pero también a través de sus canales de distribución (una discográfica y estudios de grabación).

– Las firmas de medios también están siendo muy activas. Turner Broadcasting (propietario, entre otras cosas, de la CNN y de Warner Bros) ha creado en San Francisco y Los Angeles una aceleradora de startups relacionadas con los medios de comunicación, Media Camp. En este caso, los mentores son los propios ejecutivos de Warner Bros. Los emprendedores seleccionados tienen 12 semanas para gastarse 20.000 dólares. En este campo también hay que destacar a las norteamericanas AOL (CrunchFund) y Disney (aportará 120.000 dólares a cada proyecto y se ha aliado a TechStars), a las alemanas ProSiebenSat (aporta 25.000 euros a cada proyecto) y Axel Springer (aliada a Plug&Play en Berlín), a Pearson (solo startups de e-learning), a la mismísima BBC y a la escandinava Bonnier. En lo que a España se refiere, Mediaset y Atremedia tienen un departamento que valora la compra de acciones de startups a cambios de publicidad en sus medios y Prisa ha creado una aceleradora de negocios digitales y startups, Prisa Inn. También parece buscar operaciones de media for equity. Mediaset ha invertido 6 millones en La Nevera Roja y Atresmedia ha hecho lo propio en El armario de la tele, Tualbum.es y Wallapop.

– Empresas que fabrican hardware y otros productos. Aquí entran las firmas del sector automovilístico Mercedes Benz, Robert Bosch y HDI (aliadas con StartupBootCamp Berlín en SBC2Go), Flextronics (Lab IX, que puede llegar a ofrecer 500.000 dólares a startups de hardware) o PCH International (Highway1).

– Al sector sanitario. Samba Health es una aceleradora española que promueve proyectos de tecnologías aplicadas a la salud. Entre sus competidores a nivel mundial destacan Sprint (movilidad para salud), Blueprint, New York Health Accelerator, Dreamit, Healthbox, The Iron Yard, Health Wildcatters, Athenahealth, XLerate Health o RockHealth

– En el campo de las energías limpias (cleantech) y las smart cities hay también multitud de casos. Uno de ellos es Repsol, que creó un (foro de emprendedores relacionados con la eficiencia energética o el ahorro de energía. Pero también hay que mencionar a Urban.us, Energy Excelerator, Surge, Greenstart, Tumml y, sobre todo, Startupbootcamp, que apoya proyectos de transporte inteligente y energía junto a Bosch, Castrol, Daimler o EnBW. Otra que puede encajar aquí es la Renfe francesa, la SNCF, que ha creado en París la incubadora “Voyageur connecté” para promover startups que ofrezcan valores añadidos a los viajeros de tren.

– Otros casos de aceleración a nivel local o social. Es el caso de Manos (solo para latinos), Brandery (Ohio, EE.UU.), AlphaLab (Pittsburgh), Capital Innovators (San Luis, Missouri), Betaspring (Providence, Rhode Island), JumpStart Foundry (Nashville), BoomStartup (Salt Lake City), Buildit (Estonia) o TheFamily (Francia).

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Sin comentarios

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *