Las ejemplares medidas fiscales del Reino Unido para fomentar el emprendimiento

startups_ukAndan los políticos preguntándose qué pueden hacer para fomentar el emprendimiento y la tecnología. Hay dos puntos de partida básicos: reducir los costes que supone emprender e incrementar el consumo de productos y servicios de startups. El país más liberal de Europa, el Reino Unido, tiene dos medidas en ambos ámbitos que resultan ejemplares y relativamente fáciles de copiar.


En lo que a costes se refiere, el más importante de todos los que soporta un emprendedor, el de la Seguridad Social, es ridículamente bajo en este país. Si ganas menos de 8.000 euros al año, no hay que pagar nada. Si tus ingresos alcanzan los 10.000 euros, el coste es de unos 15 euros al mes y, a partir de ahí, abonarías el 9% de los ingresos anuales. Un autónomo mileurista pagaría, por tanto, unos 15 euros al mes. Nada que ver con los 350 euros que tiene que abonar a la Seguridad Social (más la retención del 15% de IRPF sobre sus ingresos) el emprendedor que crea una startup en España, independientemente de lo que gane.

El otro tipo de medidas son las que se refieren a los ingresos de las startups. Además de la contratación pública innovadora, muy habitual en países anglosajones y que facilita el acceso de empresas nuevas a concursos, en el Reino Unido se acaba de aprobar una exención fiscal para las primeras 1.000 libras ingresadas por todos los micro-emprendedores a través de plataformas de economía colaborativa como Uber o Airbnb. De esta manera, si alquilas una habitación de tu casa, las primeras 1.000 libras que ganes no estarán sujetas a impuestos.

Así lo ha explicado el ministro de Economía del Reino Unido: “Nuestro sistema fiscal debería estar ayudando a esta gente (…) Es una exención de impuestos para la economía digital de la que se beneficiarán al menos medio millón de personas”. Como es sabido, en otros lares, más que echar un capote al que decide aventurarse en la economía colaborativa, lo que se está haciendo es ponerle todas las trabas posibles para que no lo haga, de tal manera que no pueda competir con los operadores tradicionales, que son los que realmente cortan el bacalao.

Foto: Startups.co.uk

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *