La presión de las finales de rugby en Bilbao despierta una fiebre de alquileres inflados en Airbnb

Se llama Malena y vive en Pamplona. Es todo lo que se sabe de la persona que ha ofrecido su vehículo camper para que cuatro personas puedan dormir en Bilbao, previo pago de 500 euros por noche, durante el próximo fin de semana, coincidiendo con las dos finales de rugby. Y es que el acontecimiento deportivo ha dejado sin habitaciones a los hoteles y ha llevado a los hostales a no bajar de los 200 euros por cama en habitación compartida.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín: