Kutxabank pone en peligro la sede bilbaína de Iberdrola

Es una de esas noticias que se sueltan, evidentemente a propósito, en plena semana santa pero que dan auténtico pavor. Me refiero a la reducción de la participación de Kutxabank en Iberdrola, de la que ya apenas mantiene un 1,7% del capital. La caja vende para poder destinar fondos a la obra social y da de esta manera la razón al anterior presidente, Mario Fernández, que defendía una salida a bolsa para evitar ceder posiciones en empresas cuya presencia en Euskadi ahora peligra más que nunca.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín: