Pese a que su nombre se asocia más al baloncesto que a los negocios, Josean Querejeta es un emprendedor nato. El TAU Baskonia, el equipo que preside desde hace 20 años, ha conseguido tantos éxitos, en lo deportivo y en lo empresarial, que se ha convertido en una de las mejores cartas de presentación de Vitoria-Gasteiz en el mundo. Además, ha montado una cadena de tiendas de golosinas (Gretel) y alguna empresa de construcción.

José Antonio Querejeta Altuna nació en Gipuzkoa hace ya 50 años pero se considera vitoriano de adopción desde que empezara a jugar en el Baskonia, con sólo 17 años, bajo las órdenes de Pepe Laso. Después estuvo en el Real Madrid, el Joventut y el CAI. Cuando se retiró como jugador, asumió la presidencia del TAU Baskonia, al que ha llevado a codearse con los mejores equipos del mundo tras multiplicar su presupuesto por 20.

Pero no sólo ha conseguido logros deportivos. El Saski Baskonia es hoy una máquina de hacer dinero que gestiona una zona de ocio del Centro Comercial Boulevard y una ciudad deportiva. Querejeta no fundó el equipo pero sí que es uno de los principales socios, junto con su hermano Luis María, del primer club estatal que se convirtió en sociedad anónima.

Me encanta cómo habla de él Iñazio Irizar: Un punto clave en el éxito del Baskonia-TAU Cerámica es la presencia del intra-emprendedor Josean Kerejeta. En estos 20 años han jugado en el club incontables jugadores, bastantes de los cuales han promocionado a la NBA americana. Y aunque no ha habido tanta rotación, también se han sucedido los entrenadores… Lo único que permanece inamovible, es el “estilo de gestión” de Kerejeta”.

Temas: