Javier Fernández, el empresario de los muertos

crucesEs curioso que dos grandes empresarios vascos de la margen izquierda se llamen Javier Fernández (uno Javier y otro Jabyer). El protagonista de hoy, Javier Fernández del Caño (entrevista con él, pero sin foto), es el gerente de Funeuskadi, un potente grupo que presta todo tipo de servicios relacionados con la muerte en Euskadi y en Espinosa de los Monteros (Burgos).


Funeuskadi es una simple marca. Detrás de ella se encuentran varias sociedades locales, como Funeraria Bilbaína, La Auxiliadora, Andra Mari o Funeraria Donostiarra. Y el accionista principal de todo este conglomerado se llama Azkaran, una agencia de seguros con sede en Bilbao, cuyo administrador único es Javier Fernández del Caño y en cuyo capital destaca la familia Azkarate-Aranguren (de ahí el nombre de Azkaran, que antriormente fue Azkaber).

El entramado societario no termina ahí. La familia Azkarate-Aranguren también está detrás de Previsora Bilbaína, una decana compañía aseguradora especializada en decesos, enfermedad y asistencia. El consejero delegado de Previsora Bilbaína es José Ignacio Aranguren Azkarate, mientras que el de Funeraria Auxiliadora es su hermano Eduardo Aranguren Azkarate, un conocido arquitecto bilbaíno. Además, en Funeraria Bilbaína participan dos pequeñas funerarias bilbaínas: Sarría (Getxo) y Larraz (Arrigorriaga y Llodio).

Sea como fuere, su fuerte son los asuntos jurídicos. Y es que el funerario es un negocio liberalizado desde 1996. Eso significa que las empresas privadas pueden competir con los antiguos monopolios municipales, que poco a poco se han ido centrando exclusivamente en la gestión de los cementerios. Esto generó fuertes tensiones, especialmente a finales de los noventa. Funeraria Bilbaína, que aspiraba a crear un tanatorio en el centro de Bilbao, llegó a denunciar al ex alcalde Josu Ortuondo y a nueve concejales por prevaricación.

Y es que el Ayuntamiento de Bilbao participaba, junto con la empresa Funespaña, en una sociedad que gestionaba hasta entonces el servicio en exclusiva, Servicios Funerarios de Bilbao. Finalmente se llegó a un acuerdo y Funeraria Bilbaína (del grupo Funeuskadi) obtuvo un solar en la plaza del gas en el que lleva varios años intentando instalar su tanatorio y crematorio.

El Ayuntamiento de Bilbao trató de impedirlo con una ordenanza municipal que prohibe el funcionamiento de hornos crematorios a menos de 500 metros de viviendas. Pero lo hizo demasiado tarde. Para entonces, Funeraria Bilbaína ya había solicitado la licencia de apertura, con lo que los tribunales le acaban de dar la razón después de años de pleitos.

Algo parecido le ocurrió en Donostia, cuyo ayuntamiento inicialmente le concedió autorización para abrir un tanatorio en Bidebieta a través de la sociedad Funeraria Donostiarra La Auxiliadora, del grupo Funeuskadi. Pero después llegaron las protestas vecinales, que llevaron al Consistorio a echarse atrás y anular la licencia de actividad. Funeuskadi se querelló y parece haberse salido, una vez más, con la suya. Al parecer, un tanatorio es compatible con el uso residencial de una zona.

Pero no siempre le ha ido bien en los tribunales. En Basauri, el ayuntamiento demandó a Funeuskadi por poner en marcha un horno crematorio sin licencia. Los dos años de juicios han terminado con el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco dando la razón al Consistorio. Fernández del Caño aseguró que había un acuerdo verbal y que el alcalde les había autorizado a construir un crematorio. El Ayuntamiento lo niega tajantemente.

¿Y qué competencia tiene hoy Funeuskadi? Además de algunos ayuntamientos y pequeñas funerarias locales, en Gipuzkoa existe un grupo, Euskofunerarias, que agrupa a varias empresas, como Landarri, Tabisa, Funeraria Vascongada o Tanatorio Donostialdea. Entre sus actividades destaca la gestión de cementerios, labor que realizan en 20 munipicios de Gipuzkoa.

Sus otros grandes competidores son Servisa, perteneciente a la aseguradora Ocaso y que opera en todo el Estado con tanatorios propios en Erandio, Bilbao y Basauri, y Funeraria Bizkaia, otro holding que ha construido un mega-tanatorio en Barakaldo, junto a la A-8 y en el que participan diversas pequeñas funerarias a modo de agrupación de interés económica (AIE) y que dirige Pako Uribelarrea. Entre los principales accionistas destaca Servicios Fúnebres Nuestra Señora de Begoña.

Más información en la lista de funerarias de Euskadi.

(Actualización 15.12.10) El Servicio Vasco de Defensa de la Competencia ha elaborado un informe sobre el sector de las funerarias en el que asegura que es uno de los menos transparentes del mercado.

Términos empleados para llegar hasta aquí:

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Un comentario

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *