Fagor, Cata y la teoría del pollo

Es evidente que la compra de Fagor por parte de Cata no fue lo que parecía. A Jorge Parladé, el presidente de Cata (también conocida como CNA), le interesaban la marca y probablemente algunos terrenos, pero las fábricas no entraban en sus cálculos y solo las cogió por exigencias del guión. Transcurrido el tiempo y el dinero invertido, no le ha quedado otra alternativa que quitarse la máscara y mostrar su verdadero rostro de financiero puro y duro. De esos que, siguiendo el estilo de José María Loizaga en otra empresa de Mondragón, la Unión Cerrajera, cogen el pollo, lo trocean, se deshacen de los restos y se quedan solo con el muslo.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín: