¿Es correcto cobrar más dinero a los turistas por usar el Bizkaibus del aeropuerto?

La Diputación de Bizkaia ha anunciado hoy el aumento de frecuencias de los autobuses que unen Bilbao con el aeropuerto (cada 15 minutos a partir del día 14 de mayo) y una subida de más del 100% del precio del billete ocasional, que pasa a costar 3 euros por viaje. Esta última medida está claramente dirigida al turista que llega a la capital y que no dispone de una tarjeta Barik, cuyos usuarios pagarán menos de la mitad. Es una evidente discriminación que debería llevarnos, cuando menos, a reflexionar sobre su procedencia.


Es verdad que, en general, es un servicio rápido (“express”, dice la Diputación), eficiente y relativamente barato si se compara con el coste de un taxi (unos 30 euros). Por todo ello es evidente que el precio del billete era reducido, pero no más que otras muchas líneas de Bizkaibus. Lo que es llamativo es que se decida incrementar el coste solo para los que no tienen tarjeta Barik, que son evidentemente turistas que no tienen previsto pasar más de unos días en Bilbao.

Es cierto que esta misma práctica se ha adoptado en otras ciudades del mundo, pero sin discriminar de una manera tan descarada entre locales y visitantes. Además, este tipo de medidas contrastan con los esfuerzos desplegados desde las administraciones públicas para captar turistas y especialmente los que se acercan a Euskadi en avión.

No hay que dejar de mencionar tampoco que no existen muchas alternativas para viajar al aeropuerto de Loiu. Los parkings son caros y están saturados. El tren de Euskotren para a más de una hora de distancia andando y actualmente no existe un camino por el que desplazarse a pie hasta la terminal, debiendo los peatones utilizar el arcén de la autopista, una opción por otra parte susceptible de recibir multas.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *