El fracaso de las maquiladoras vascas

El gobierno de Patxi López tuvo varias revelaciones marianas. Una de ellas fue la de que se podía levantar la industria vasca a base de enchufar dinero público que permitiera fabricar en Euskadi con descuentos de precios. Evidentemente, el montaje duró lo que aguantaron las subvenciones y el capital de la Spri. De ahí que las dos grandes maquiladoras (término utilizado especialmente en la frontera norte de México para hacer referencia a las plantas que producen para firmas de EE.UU.) gestadas en esa época, Vicrila y CEL Technologies, estén hoy al borde del cierre.

Este contenido es solo para socios suscriptores de Gananzia.
Loguéate (ya usuario) Suscríbete (nuevos usuarios)

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín: