El principal periódico vasco, El Correo, lleva diez años perdiendo difusión, dentro de una tendencia que se extiende a casi toda la prensa mundial y de la que sólo se salvan Diario Vasco y el clausurado Egunkaria. Así lo demuestran los datos de OJD (Ofina de Justificación de la Difusión), que en 1992 asignaban a El Correo casi 137.000 ejemplares distribuidos al día, frente a los 130.044 de 2002.

La caída del principal periódico vasco se ha acentuado desde la aparición de Internet en 1995, pese a la profunda reestructuración que se produjo en los contenidos hace dos años con el fin de frenar este proceso. Diario Vasco y Diario de Noticias, por su parte, han conseguido mantener su difusión en los últimos años, mientras que Diario de Navarra ha registrado una ligera pérdida.

Deia no ha estado controlado por OJD, por lo que no existen datos históricos, aunque las encuestas del Estudio General de Medios le adjudican un importante crecimiento en número de lectores en los últimos dos años. Precisamente este último informe marca un descenso generalizado de la difusión de la prensa diaria en lo que va de año, asignando a El Correo y Diario Vasco importantes pérdidas del 6 y el 8%, respectivamente.

Por el contrario, los periódicos gratuitos han ganado importantes cuotas de mercado, especialmente en Madrid y Barcelona. Metro y 20 Minutos, que están estudiando lanzar ediciones propias en Euskadi, se han convertido en el segundo y tercer diarios del Estado, por delante de El Mundo o ABC. El único periódico de este tipo que existe en el País Vasco, El Nervión, editado por Grupo Correo, mantiene unos 100.000 lectores, que lo sitúan como quinto rotativo de la Comunidad Autónoma.

El estancamiento de las ventas de los periódicos de papel, con la consiguiente reducción de personal, está resultando positivo para las ediciones electrónicas de estos mismos medios, que ven en Internet una de las pocas áreas de crecimiento. “A medio plazo, estos portales de información podrían desbancar a los medios tradicionales como soporte publicitario”, señalaba recientemente un estudio de la consultora madrileña DBK.

En Grupo Correo, propietario de El Correo y Diario Vasco, este proceso se ha visto reforzado por el fracaso de las inversiones en Argentina, donde se esperaba ganar los lectores que se perdían en España, y por la necesidad de reforzar la imagen multimedia de la empresa. La creciente inversión en televisiones locales, la caída de la burbuja puntocom y la frustrada salida a Bolsa son elementos que juegan en contra de la importancia de las ediciones digitales.

Dentro del sector es conocido también el deseo de Grupo Correo de vender el portal Ozú a precio de saldo. De hecho, en su última memoria anual, la empresa destacaba el “importante saneamiento y la progresiva rentabilidad de los proyectos llevados a cabo en nuevas tecnologías, unidad de negocio que agrupa a todos los intereses en el sector de Internet”.

Temas: , , , ,