El atraco de Ryanair

Photo credit: Wikipedia


Estas son las sorpresas con las que te encuentras al comprar un vuelo con Ryanair y que solo puedes sortear con un poco de experiencia. Creo que hasta el mejor de los hackers tiene que pasar apuros para evitar que le cobren de más. Algunas de las sopresas claman al cielo, si se tiene en cuenta que la compañía ganó la friolera de 569 millones de euros en 2012 con un margen superior al 10% (de cada euro que pagas, diez céntimos son beneficio puro):

– La principal y prácticamente inevitable es el cargo por pago con tarjeta. En su día lo podías evitar utilizando una de débito pero esto ya ha desaparecido e incluso lo han copiado otras compañías (incluida Vueling). Ahora creo que solo te puedes salvar con una tarjeta propia de Ryanair que tiene coste de emisión, con lo que ya no merece la pena.

– Facturar maleta cuesta 30 euros. Esto es lo que más suele evitar la gente, llevando equipajes de mano descomunales. El resultado final es que se montan pollos importantes cuando la tripulación de Ryanair decide revisar las maletas de cabina una auna. Siempre cae alguno que no tiene maleta con las medidas apropiadas y que tiene que pagar. Creo recordar que hay que pagar en ese momento y que cada kilo de más sale a 20 euros por kilo.

– El embarque prioritario. Son 10 euros a cambio de poder entrar y salir el primero. El problema es que te lo venden de tal manera que parece que necesitas pagar esto para poder entrar en el avión.

– Seguro de viaje. Esto es vergonzoso, pues tiene escasa utilidad y un coste alto (15 euros), al margen de que para evitarlo tengas que elegir la opción menos clara de un largo desplegable. Es, por cierto, otra tasa que han incorporado casi todas las aerolíneas e incluso compañías de autobús. Es tal el timo que la Comisión Europea está legislando su prohibición.

– Imprimir la tarjeta de embarque. Esta sorpresa puedes no constatarla al comprar el billete pero sí el día que vas al aeropuerto y compruebas que, si no llevas contigo la tarjeta de embarque, te van a cobrar otros 40 euros por el servicio. Esta es para auténticos novatos.

– Enviar un mensaje de texto con el billete. Son solo euro y medio, pero mucha gente también pica en este anzuelo. Y no sirve para nada, puesto que el billete se puede imprimir directamente en la pantalla.

– Alquiler de coche y reserva de hoteles. La página de Ryanair no te deja escapar sin ofrecerte la posibilidad de alquilar un coche o reservar un hotel en la ciudad de destino. Son operadores distintos, por lo que no debes olvidar que si tu vuelo se cancela o no lo tomas, no te devolverán el dinero de la reserva de coche u hotel que hayas hecho. Ryanair se lleva una comisión si reservas.

– Compra de maletas. Esto es más reciente. Ahora hay una página en la que puedes comprarte la maleta. Una vez más, es posible picar creyendo que debes tener una maleta homologada para poder volar con ellos. Ryanair no las vende directamente pero se lleva una comisión.

Términos empleados para llegar hasta aquí:

Tags:

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

16 comentarios

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *