Diez razones por las que el PP ha vuelto a ganar las elecciones

Las encuestas y todos los vaticinios fallaron y el PP ganó las elecciones generales con contundencia, aunque sin mayoría, mientras Podemos e IU perdían votos. ¿Era realmente tan inesperada esta victoria de Rajoy? Hay varias razones para pensar lo contrario. Estas son las que yo creo que lo explican en gran medida:


1. Dicen que la suerte te debe pillar trabajando. Y hay que reconocer que uno de los méritos de Rajoy es que, pese a todas las presiones incluso de dentro de su partido, ha seguido erre que erre con la misma candidatura y planteamientos.

2. La economía va bien. El paro se está reduciendo, el PIB crece y los españoles cada vez gastan más. Estamos en el típico periodo de crecimiento económico, que evidentemente repercute a favor del que está en el gobierno, sea o no sea responsabilidad suya.

3. El Brexit. Es indiscutible que el resultado del referéndum británico, relativamente inesperado, ha jugado a favor de los partidos convencionales, tanto PP como PSOE, en cuanto son garantía del status quo.

4. El miedo a los catalanes. Lo que antes era ETA para el PP ahora lo es la independencia catalana, convertida en argumento electoral a su favor. Y se refleja claramente en que Unidos Podemos haya ganado en Cataluña y Euskadi y se haya despeñado en el resto de España. Por cierto, las famosas grabaciones al ministro del Interior es muy probablemente que hayan favorecido a su partido, en cuanto muchos españoles habrán visto con buenos ojos que se haga “cualquier cosa” para fastidiar a los independentistas catalanes.

5. El caso Torbe. Estoy convencido de que las filtraciones sobre Torbe, empezando por su mismísima detención, tienen una intención política: la de vender la moto de que el Gobierno no deja de luchar contra todo tipo de delincuencia y especialmente la que tiene que ver con menores. Hay que recordar que dos funciones esenciales de un Ejecutivo son que la economía vaya bien y que las calles sean seguras.

6. Los partidos incipientes se han desinflado. El PP se ha comido muchos votos que en diciembre fueron a Rivera y el PSOE probablemente haya recibido fugas de Podemos. Especialmente trágico ha sido el descenso de Ciudadanos, que empieza a sufrir en sus carnes una sensación muy general de que todos los políticos son igual de corruptos. A Podemos le perjudican las divisiones internas y la imagen chulesca que tiene su líder Pablo Iglesias.

7. Los medios sociales. Algunos partidos se han obsesionado con Twitter, donde no se dan cuenta de que solo se leen y retuitean entre ellos, mientras que otros han apostado por otras plataformas como Facebook o Youtube. En Alianzo hemos hecho un estudio que demuestra que PP y PSOE han sido más fuertes precisamente en la red que fundó Mark Zuckerberg. Además, estos dos partidos tienen una maquinaria electoral muy robusta y consolidada.

8. Rajoy ha dado la cara. Ha ido a debates y se ha presentado en El Hormiguero. Si en diciembre podía parecer un personaje huidizo, ahora sí que ha transmitido una sensación de responsabilidad y de cierta interacción. Pese a sus dificultades dialécticas, la imagen de Rajoy está muy mejorada.

9. España es más conservadora de lo que algunos creen. Es verdad que las encuestas siempre hablan de una mayoría de la población que se define como “de izquierdas”, pero creo que esto obedece más a una cuestión de imagen (queda mejor ser de izquierdas que de derechas) que a un realismo ideológico. La España profunda es mucho más conservadora de lo que muchos creen. Y en cualquier caso, cada día hay menos gente que se trague esas supuestas diferencias entre izquierda y derecha.

10. Los españoles no quieren un cambio. Las cosas van bien. Es verdad que Unidos Podemos ha transmitido a la sociedad su disposición a cambiar las cosas radicalmente. Pero quizás no exista ese espíritu rebelde al que apelaban. Quizás la sociedad española está, en general, feliz con lo que tiene y no le apetece cambiar.

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Un comentario

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *