Bombazo en Vitoria: Cegasa cierra su fábrica de pilas. Al margen de los 240 trabajadores que se quedan en la calle, el principal problema es que no se trata de una multinacional, sino de una empresa de las de siempre de aquí, con presidente del PNV y todo. Ya no cabe duda de que la crisis está penetrando en todo el tejido productivo.

Afortunadamente, la I+D seguirá en Vitoria-Gasteiz y, al ser una empresa que ha diversificado mucho, mantendrá 1.000 empleos en la capital alavesa. No deja de ser un aviso para navegantes: si nos limitamos a producir, ya podemos ir rezando. Si hemos sido precavidos y hemos invertido en desarrollo de nuevos productos, es muy probable que aún tengamos esperanza.

Temas: