Cómo comer en los mejores restaurantes de Donosti sin rascarse el bolsillo

En Gipuzkoa hay algo más que estrellas Michelin, con sus consabidos mega-precios. Y para descubrir joyitas como Tedone o Borda Berri, que reúnen calidad y precio moderado, basta con asomarse por los rankings de TripAdvisor. ¡Veamos!.

En Tedone, nos cuenta su gerente, aún se sorprenden por encontrarse en la tercera posición en el ranking de TripAdvisor. “No somos un Arzak o Berasategi”. Pero creen que su secreto es que sus platos son “una fusión de ser sanos incluyendo ingredientes ecológicos y con sabores muy logrados, con lo que se puede comer sano y muy rico a la vez”. “Y no nos pasamos con los precios”.

Cerca del 90% de los ingredientes que componen su carta son biológicos, ecológicos, no transgénicos y/o integrales. Su oferta es pequeña, pero variada y cambiante a lo largo de las temporadas. En su carta encontramos tanto platos totalmente vegetarianos como mixtos, para todos los públicos. Tienen precios asequibles, con un precio medio de 15 euros el plato. Disponen de una carta de vinos ecológicos. Destacan entre sus platos las vainas al dente, con aguacate, langostinos y frutos rojos y los pescados ahumados hechos con maderas nobles y aliñados con diversas perlas.

Puede ser pequeño el comedor, pero crea un ambiente algo especial, cercano sin estar encima. Pero este espacio no solo ofrece comida. Además, a lo largo del año es habitual encontrar actividades culturales en el restaurante como cenas-tertulias sobre literatura, historia, alimentación o psicología y exposiciones de cuadros o fotografía y pequeños conciertos de música clásica.

Merece un apartado aparte la atención ofrecida por Beltza, el gerente del restaurante, quien atiende personalmente a cada cliente explicando cada plato de la carta. No es de extrañar el puesto en el que se encuentran ni los comentarios de los clientes sobre el trato recibido por él. Puedo dar fe de su amabilidad y dotes para la comunicación, tanto con los clientes como con esta periodista.

Tedone. Corta, 10. Donostia-San Sebastián. 943 27 35 61. Mapa

En la parte vieja de Donosti podemos encontrar el Borda Berri, donde por poco más de 3 euros podrás degustar platos de la cocina tradicional vasca y de la catalana en miniatura. No te vayas sin pedir el risotto de puntalete con queso Idiazabal, el kebab de costillas de cerdo o las carrilleras de ternera al vino tinto.

El local es pequeño y está frecuentado por muchos turistas, por lo que será difícil hacerse un hueco o tendrás que comer de pie. En el trato personal, dejan que desear. Es la opinión de muchos clientes, el trato es arisco, donde ni se saluda, desagradable y maleducado. Bordes y poco atentos. Muchos piensan que están siendo víctimas de su propio éxito.

Borda Berri. Fermin Calbeton, 12. Donostia-San Sebastián.  943 43 03 42. Mapa

Localizado en un polígono industrial a las afueras de Donostia, Agorregi ofrece una “cocina joven pero sin olvidar las raíces y orígenes de las recetas tradicionales del País Vasco”. Abierto en 2005, Agorregi ofrece un menú del día con 3 platos a elegir por 22, y para quienes quieran disfrutar un poco más, dos menús gourmet con cinco platos (de 35 y 51 euros). Hay que andar al loro si no se quiere tener un disgusto al final de la velada, ya que los precios de la carta vienen sin iva.

Sorprende que con opiniones tan buenas de los comensales, sobre el trato recibido en el local, no les interese TripAdvisor, aun estando en la segunda posición, ni la participación en este post.

Agorregi. Portuetxe, 14. Donostia. 943 22 43 28. Mapa

Entre las calles empedradas del Casco Viejo nos topamos con el Bar Sport. Este es un típico bar de pintxos donostiarra. Si tienes suerte de coger sitio en la barra, podrás degustar manjares como el pintxo de foie a la plancha y el crepe de txangurro. Guarda un sitio en el estómago para la tarta de queso al horno. Su secreto del éxito es la calidad del producto. Siempre género local. Y otra gran parte del nuestro secreto, se debe al equipo de Bar Sport, que trata de hacer la visita de los clientes, sea un momento para recordar. “La combinación de estos detalles, son nuestro secreto”.

La atención a los clientes es buena, aunque al ser un lugar pequeño, hay opiniones que avisan de que pueden llover platos y cubiertos sobre vuestra cabeza. Desde el establecimiento se contestan todas las opiniones de TripAdvisor de forma automática y algo despectiva en caso de no ser positiva. Aún les sorprende esa posición en la plataforma, “siendo un local pequeño, en Donostia con tanta cantidad de oferta de primer nivel mundial, no es fácil, pero es el resultado del trabajo constante día a día”.

Bar Sport. Fermin Calbeton, 10. Donostia-San Sebastián. 943 42 68 88. Mapa

No puedes abandonar Donostia sin llevar a cabo una tradición vasca: comer un buen chuletón. En el Bar Nestor tienen los mejores de la parte vieja donostiarra. Su especialidad es la chuleta de vaca vieja, que viene acompañada de ensalada de tomate de huerto de Getaria y pimientos verdes de Gernika. El chuletón ronda los 35 euros. Además, puedes formar parte del ritual de la tortilla. Nestor, solo cocina dos tortillas al día, de las que salen 16 raciones de cada una. Hay que reservar el pintxo una hora antes de poder degustarlas.

Es tan difícil encontrar sitio en el bar en su única mesa, la que hay que reservar con tres semanas de antelación, como que te cojan el teléfono. Algo que resultó imposible durante la realización de este post.
Bar Nestor. Arrandegi, 11. Donostia-San Sebastián. 943 42 48 73. Mapa

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *