Automatización de puertos: Industria 4.0 contra los estibadores

El principal enemigo de ese gremio de operadores portuarios dedicado a la carga y descarga de buques, y que desde hace meses genera titulares en los medios españoles por su terca oposición a abandonar sus privilegios laborales y generacionales, podría no ser el gobierno, ni la libertad de empresa, ni siquiera los gruístas chinos. La mayor amenaza está en la automatización de los puertos. Diversos emplazamientos, como Oackland (California, EEUU) y Rotterdam (Holanda) están experimentando con sistemas de carga y descarga controlados por ordenador que reducen la presencia humana a un mínimo, suficiente para tareas de control y supervisión, pero no lo bastante numeroso para formar lobbys ni detener el acceso de los camiones a las zonas portuarias.

¿No lo creen posible? Echen un vistazo a la la siguiente infografía en Youtube.

La automatización de la logística portuaria forma parte de un proceso general que afecta a toda la industria de las naciones desarrolladas, y que supone tanto una de sus claves de futuro como una fuente potencial de problemas para la sociedad y la política del siglo XXI. Se estima que en España al menos entre 8 y 10 millones de puestos de trabajo en todos los sectores de la economía son automatizables. ¿Qué hacer con el paro estructural creado por las máquinas?

En Europa algunos líderes populistas han descubierto el potencial de este miedo a la digitalización. Precisamente en los puertos de Amberes Rotterdam los estibadores han votado en masa por Geert Wilders en las recientes elecciones holandesas. Salta a la vista que si lo hacen, no es precisamente por racismo.

Términos empleados para llegar hasta aquí:

Si te ha gustado lo que has leído, indica tu e-mail para suscribirte al boletín:

6 comentarios

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *